Photograph: Michael Campanella/The Guardian

Los líderes pueden ser de todo tipo: guapos, feos, rubios, morenos, simpáticos, malhumorados, con pecas, sin pecas, que se hurguen la nariz en público o no, que se depilen las axilas o no, etc. Que yo sepa hasta el momento no se ha demostrado que el hecho de no depilarse las axilas impide ser un líder. Dicho esto…

¿Por qué hay pocos líderes?

Porque pocos, muy pocos, están dispuestos / tienen lo que hace falta para liderar.

Es más, la persona que su objetivo es liderar per se, difícilmente será un buen líder. Los líderes verdaderos, no quieren

“ser líderes”, sino que se lo encuentran por el camino. Y no es que sean líderes, sino que sus actos/pensamientos/creencias y sobretodo objetivos, inspiran a otros, les animan, ayudan, a seguir ese camino.

Es lo que le ha pasado a

Greta Thunberg

Esta niña tenía un problema: un miedo enorme a no tener futuro. Y una incapacidad para explicarse  y justificar dicha situación.

Por tanto, por necesidad y obligación hacia sí misma (y después también por los demás) ACTUÓ.

Viendo que los políticos de todo el mundo no hacían (ni hacen) nada real por evitar el cambio climático, ella decidió en 2018 que todos los viernes haría huelga y no asistiría a clase. Y así sigue. Sólo que ahora la acompañan decenas de miles de jóvenes.

Ella, a diferencia de la gran mayoría de personas:

  1. No sólo piensa; ACTÚA
  2. Tiene un OBJETIVO CLARO. Y noble. Que además es un objetivo potencialmente compartible por todos los ciudadanos del planeta.
  3. Tiene mucha DETERMINACIÓN

A partir de ahí, ya hay movimiento, hay andadura y se le puede ir añadiendo gente que comparte su visión.

 

Esta niña no quería ser líder… ni ES un líder. Sino que tiene unas cualidades, determinación, objetivo y acciones, que llevan a que otras personas hagan lo mismo. Lo compartan.

Lo de menos es ser líder, lo valioso es el propósito / consecuencia de ese liderazgo. Eso es lo importante.

Para Greta, lo importante es que los políticos pasen a la acción para DETENER EL CAMBIO CLIMÁTICO y así, TENER UN FUTURO. Ser líder, le importa un carajo.

Ese es un buen líder. El que no quería ser líder, sino que se lo ha encontrado… y aporta un bien al grupo.